jueves, 29 de noviembre de 2007

Me hago pis


Uno tiene ciertas imágenes en la memoria de cuando era un niño con babi; una voltereta con la que me abrí la frente, un cándido beso a la novia de preescolar (se llamaba Leire), una caída del cerezo del patio o una soleada tarde con la vejiga a reventar yendo corriendo a la hermana jesuitina Maite a decirle compungido -Me hago pis-.
En la Universidad no comprendo demasiado que mis alumnos vengan a pedirme permiso para ir al baño, les sonrío y les pido por favor que cuando tengan que ir simplemente vayan. No entendía la razón de la pregunta a nuestra edad y educación, y se lo hacía ver. Entre otros e-mails y en respuesta uno de los alumnos me envió el siguiente bonito mensaje:

"Hola Roke! Todo bien?

Sabes..? ya sé porque creemos que debemos pedir permiso para ir al baño.

Normalmente no se aprenden nuestro nombre en ningún laboratorio, ni confian en nosotros para que expliquemos a los compañeros qué vamos a hacer.

Nos explican la práctica (sin ejemplos reales) y a cacharrear...

Tampoco existe puesta en común (las opiniones fundadas), sino un dossier que debes entregar y que te lleva de cabeza hasta horas antes de la entrega. Nota: terminas copiando lo que no entiendes.

No te dan consejos sobre la vida (los tiempos y requeriminetos actuales) más allá de estos años en la uni. Ni te repiten: creer que sois profesionales.

Para ser más cercano, te diré que este año en (nombre de asignatura), antes de abandonar el laboratorio, debemos avisar para que vengan a revisar nuestro puesto con nosotros delante. Ver que esté todo el material que ellos habían preparado para la práctica. Firmas y te vas. Y aunque no haya normas habladas me hace sentir mal porque dentro de unos meses "de unos meses" acabo la carrera. Deberían confiar en nosotros aunque nos equivoquemos. Así aprenderíamos.
Por eso he llegado a la conclusión que tienes razón: nadie me ha dicho NO se puede salir al baño. Pero NO me han hecho sentir lo contrario.
La autosuficiencia.
Preguntar cosas interesantes.
Ahora me crees o me entiendes cuando he dicho, yo creo que debo pedir permiso.

Pdt: Lo mejor es tener la fuerza y la curiosidad por ti mismo. Pero si nunca te educan en eso, es difícil que salga de ti.

Un saludo y Gracias
"


Días antes de impartir en solitario mi primera clase, hace poquitos años, intenté analizar las razones que hicieron que durante la carrera superase con cierta holgura las distintas asignaturas, llegué a la conclusión de que una de las razones principales fue ser representante de la clase casi todos los años, la segunda que percibía que me iba a dedicar profesionalmente a investigar /enseñar. La primera implicó una cierta personalización de la enseñanza, al conocerme los profesores pienso que me implicaba más (por vergüenza, retroalimentación o vete tú a saber), la segunda me marcaba una verdadera relación de lo aprendido con mi futuro desempeño profesional y con mi probable futura realidad.

Eso mismo que yo sentía/siento con lo que estudiaba/estudio es lo que intento transmitirles (con mejor o peor resultado) a mis alumnos. Como poco conozco el nombre de cada uno de ellos (unos 240 el año pasado) y ciertos indicios de su percepción de la asignatura y de la carrera, me informo de su probable futuro desempeño laboral y se lo transmito, procuro transmitirles una parte de la realidad poliédrica. A veces funciona, en las mejores encuestas de mi primer año de desempeño, en una asignatura bastante odiada por termino medio, me valoraron con un 6.29 sobre 7, en las mejores del año pasado con un 6.71 sobre 7.

Lo que eran pálpitos de un joven docente me lo corroboraron en los Cursos de Formación del profesorado de la UAM algún que otro profesor veterano medio amiguete, personalización y simulación/estimulación profesional son dos importantes motivaciones durante la carrera universitaria.

4 comentarios:

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Alguien podría pensar que un comentario es peor por no tener comentarios, pues no tiene nada que ver. No existe relación entre el número de visitas/valoración del escrito con respecto al número de comentarios. De hecho me ha llamado la atención que esta entrada le ha gustado a mucha gente y el número de entradas también ha sido interesante, pero tampoco consideran que deban comentar nada, curioso.

Adivinaquien dijo...

Valorar?? ¿Ande se valoran tus "escritos"?

Anónimo dijo...

Durante la comida me he enterado de la existencia de esta entrada, la he leído y he decidido escribir, porque toca un tema que me interesa. Creo que la Universidad Autónoma tiene que madurar. Las aulas se llenan cada año de alumnos que vienen recientes del instituto, como es lógico (otro lugar que también debería madurar). Sin embargo, el paso del tiempo y la lógica no van por donde se espera...seguimos en el instituto. ¿Primer curso?, bueno...es primero, vale.¿Segundo?Seguimos con el "Copy-Paste". ¿Tercero?Seguimos sin opinar apenas, sin hacer de las clases algo interactivo. ¿Cuarto?¿Ya se termina...?
Estoy obviamente generalizando, y me gustaría decir que exagerando, pero esto último no creo...Es la percepción que me ha quedado ahora que estoy estudiando en otra universidad fuera de España.
Me gustaría hacer de mi propia opinión algo constructivo, porque no creo que sólo valga con criticar. Creo que sería positivo crear más confianza entre los alumnos y trabajar más en la interacción, hacer opinar a la gente. No estaría de más alguna asignatura obligatoria en la que te hagan pensar en "qué estás haciendo en la universidad","qué posibilidades tienes y en qué te quieres centrar (para no coger sólo asignaturas porque "son las más fáciles")","desarrollo de la escritura y la expresión (muy importante para comunicarte)", etc.

Para terminar, quiero decir que valoro mucho el trabajo de todos los profesores que dedican parte de su tiempo a innovar la enseñanza, a mantenerla fresca y a creer en que los alumnos como personas con un potencial que demostrar y ganas de aprender.
Fdo: Irene

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Gracias por la aportación Irene, tiene todo el sentido...