jueves, 22 de enero de 2009

En mitad de la nada...



Resulta que nos hemos quedado en mitad de la nada, ni tenemos el producto con posicionamiento premium que se puede diferenciar ni podemos producir a bajo coste. No se nos vislumbra ninguna ventaja competitiva salvo en convertirnos en el geriátrico de Europa. A veces el título del blog apesadumbra más que anima.

¿Qué medidas se pueden tomar? Lo comentaba Xavier Sala-i-Martí

"Una política fiscal expansiva a base de reducción de impuestos que hagan a las empresas más competitivas hoy es mejor que un aumento del gasto público que conlleve mayores cargas fiscales futuras;

Cuando se escoja entre diferentes tipos de infraestructuras, que se elijan las que generen mayor competitividad e innovación;

Antes de rescatar o ayudar a un sector, que se pregunte si es un sector de futuro o de pasado o si se instaló en España porque buscaba salarios bajos;

En lugar de buscar gasto público adicional, que el gobierno considere pagar las deudas que tiene con miles de empresas que viven financieramente ahogadas por culpa de su perniciosa y pertinaz morosidad."

Es decir, buscar el producto premium mediante la innovación y la competitividad. Parece que el Gobierno ha elegido el camino contrario al sufragar aceras y farolas a todo lo largo de España que son básicamente en lo que consisten los proyectos que se están solicitando para esos 8000 millones dedicados a proyectos de infraestructuras e I+D. En vez de elegir el futuro elegimos el pasado.

Mientras tanto la I+D privada derrapa estrepitosamente. La primera farmaceútica mundial, Pfizer, despide al 10% de sus investigadores mientras en los últimos 18 meses han cerrado 18 centros de I+D en Europa y Estados Unidos, uno por mes, veremos cuál es el siguiente.

SI hasta hace poco el compromiso privado en materia de I+D era limitado os podéis imaginar cómo va a ser en el próximo par de años.

"Que investigue el sector público y, si hay algo aprovechable, ya lo compraremos" dicen las malas lenguas.

8 comentarios:

fonts dijo...

Empezamos mal si cuestionamos las medidas COYUNTURALES del gobierno. Usted bien propone bajada de impuestos para las empresas. Pero ¿usted cree que esa rebaja de impuestos tal y como está la sutiuación iría a partidas en i+d+i? Para afrontar este tema, se requieren reformas estructurales. La anécdota de los 8.000 millones de euros es una sensata medida coyuntural. Dada una visión Keynesiana para eso están los Estados, para actúar cuando el sector privado anda mermado. Sobretodo porque el estrangulamiento del sector financiero, ya que los bancos no prestan dinero, el consumidor no consume y la empresa no invierte. Estas medidas de los Estados deben ser urgentes y coyunturales. Evidentemente, llegarán tiempos de reformas, que deben de partir de un nuevo modelo de crecimiento basado más en la apuesta de i+d+i.
Un saludo

Felipe dijo...

fonts, más que coyunturales se trata de falta de imaginación. La innovación empieza por uno mismo, podríamos decir, y he aquí que el propio ministerio de la ídem no es capaz de ofrecer nada nuevo. ¿Seguiremos siendo esclavos de la construcción? ¿Por qué no aprovechar la crisis como una oportunidad para cambiar el modelo? Estamos aquí precisamente porque los Estados actúan sólo cuando el sector financiero se empantana, y luego todo acaba siendo igual. Hoy me he enterado que Caja España, supuesta sociedad sin afán de lucro, se dedicó a negar financiación a inmigrantes que querían montar empresas viables, avaladas por programas creados precisamente para enseñarles a crear proyectos competitivos. Seguramente los directivos preferían invertir esos fondos en ultramar...

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Buenas Fonts, aupa erreala.
No, no creo que la posible rebaja de impuestos que señala el señor Sala-i-Martí fueran a ir realmente a I+D siguiendo los modelos actuales, no lo creo porque me consta que ese algo más de 40% que se supone que dedicaba el sector privado a I+D es más dudoso que un reloj Trolex. Los sistemas de inspección y control en estos temas han brillado por su ausencia, qué decir de la prospectiva. Lo que sí que creo es que las empresas que hicieran una I+D REAL deberían tener beneficios fiscales, lo que también creo es que generar 100.000 puestos de trabajo en aceras no vale para nada. Mi compañero de despacho ha obtenido un proyecto europeo de 3 millones de euros, va a crear puestos de trabajo a partir de su cualificación, va a crear valor añadido, la farmaceutica BAYER le tira más los tejos que un adolescente, invirtiendo algo en él se ha generado mucho más valor, valor añadido.

Invirtiendo en remodelación de aceras no vamos a conseguir nada, no generan valor.
Las estructuras están, tenemos hasta trenes de alta velocidad que compiten con aviones. Lo que necesitamos son centros tecnológicos o intelectuales que generen producto premium, no nuevas farolas.
Los modelos de I+D están, sea el anglosajón, el nórdico o las variedades asiáticas, pero hay que adaptarlo y aplicarlo, no pensarlo y luego hacer lo que siempre se ha hecho, mampostería.
A día de hoy los cambios en farolas y aceras sólo sirven para repartir responsabilidades y decir que se ha hecho algo.

Manu, the java real machine dijo...

Pues estoy bastante de acuerdo... y eso que mi visión es de izquierdas y no suelo estar de acuerdo con las rebajas fiscales, pero...

Hoy tenemos un Impuesto de Sociedades del 30%... más todo lo que se lleva el Estado en forma de cotizaciones por cada trabajador, que no es poco.

Esas cargas, son demasiado grandes para muchas empresas, que terminan por preferir echar gente o el cierre, con lo que generan mayor carga al Estado, que ahora tendrá que invertir parte de lo ingresado antes en sostener a esos trabajadores en paro.

Para hacer algo así, con el malestar que genera en el parado esatr sin trabajo, y la mala imagen que vende al exterior una tasa tan alta de paro, sería preferible que se rebajasen esos Impuestos a cambio de mantener al trabajador en activo.
Vale, los ingresos serán menos, pero también serán menos las cargas para el Estado... y qué narices, si nosotros tenemos que apretarnos el cinturón, que también lo haga el Estado.

Y que se acuerde dedicar parte de ese dinero no pagado por las empresas, en auténticos proyectos de I+D+i.
Y que no me digan que no hay gente para supervisar algo así... porque si algo sobra en este país (en muchos Ministerios y Administraciones Públicas) son funcionarios ociosos.

Fonts, la gente tiene que consumir porque tenga dinero con el que consumir (porque gane sueldos decentes), y no porque se les preste con más facilidad.

Y esos 8.000 millones de € se podrían dedicar a cosas mucho más útiles que a levantar y cerrar aceras, y que a la larga ayudarían a las empresas.

Por ejemplo, para rehabilitar muchos Polígonos vetustos y ponerlos al día, y ofrecer oficinas y locales subvencionados para empresas a bajos precios.

Muchas pymes, y más en los tiempos de crisis, no pueden ampliar su negocio porque les resulta tremendamente caro alquilar nuevos locales o ponerlos al día.

Un ejemplo, un amigo tiene un taller mecánico. Emplea a 3 trabajadores, y llegado un momento se plantea ampliar negocio y plantilla...
Problema... si busca un nuevo local, habilitarlo y dotarlo de material le sale por un dineral, y por si fuese poco, el dinero que tiene que pagar al Ayto para que le den la licencia (enviar un Inspector que compruebe que el local cumple normativas para la actividad) supera los 30.000€.

Resultado, una pequeña empresa que prefiere NO crecer ante unos problemas que no sabe cómo superar.

Y mira por donde, rehabilitar polígonos también generaría trabajo hoy, y lo mejor... mañana.

Anónimo dijo...

Hola:

Preocupante que se mencione a la industria farmaceutica como ejemplo de industria en I+D. La industria farmaceutica lleva dos decadas en crisis de imaginacion y resultados y esto admitido por ellos mismos. He leido recientemente un analisis de la situacion de la industria biotecnologica en España y me ha preocupado el porcentaje de estas industrias dedicadas al desarrollo de farmacos. No es ese nuestro futuro. Ahora mismo diagnosticos es un mucho mejor sector y en el que ya tenemos ejemplos de exito en España. Es una industria que por ahora se mantiene en esta crisis global. Me preocupa que nos vendan al roble como nuestro futuro, cuando lo que hace falta ahora es pinos, muchos pinos, empresas relativamente baratas de montar y con resultados (no necesariamente astronomicos, quizas) a medio plazo.

Un saludo:

Ana

Roke Iñaki Oruezabal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Buen apunte Ana, a veces los árboles no nos dejan ver el bosque.
Por otro lado me han enviado un comentario interesante sobre los los proyectos de infraestructuras e I+D referente a un ayuntamiento grande, creo que se puede resumir en disparate para el momento que vivimos. No me cabe duda que fue un español quien escribió el Lazarillo de Tormes o Guzman de Alfarache.

JM dijo...

veo que a mucha gente parece preocuparle que, si se realizasen rebajas fiscales para favorecer el I+D en la empresa, las empresas no usarían ese dinero para ese fin, y además no se fían de que la administración vigilase que lo hicieran.

creo que en realidad, si se hacen bien las cosas, eso no tiene que ser un problema, ya que se puede hacer lo mismo que se está haciendo ya para formación: todos los años las empresas pagan una cantidad a la administración en concepto de formación de sus trabajadores. éste dinero queda depositado y a disposición de esas mismas empresas, que pueden pedir que se lo reintegren presentando un proyecto de formación (que puede ser tan sencillo como pedir que les den dinero para apuntar a sus trabajadores en un curso de lo que sea)
si la empresa no reclama el dinero porque no proporciona formación a sus empleados, estos fondos se los queda el estado

esta misma forma de actuar es perfectamente aplicable en I+D: bastaría con asignar una parte del impuesto de sociedades a investigación. la empresa lo paga como hasta ahora pero retiene el derecho de reclamar ese dinero si presenta un proyecto de I+D para utilizarlo a lo largo del año siguiente. de esa forma se reduce la presión fiscal de manera selectiva, se favorece a las empresas que hacen ya hoy investigación y se incentiva a otras que no lo hacen para que empiecen...

...pero claro, para eso hace falta cierta voluntad por parte de los políticos...