lunes, 5 de abril de 2010

Fuga de cerebros...


Nunca deja de ser noticia, y es que está meridianamente claro que hay paises importadores de talento y otros exportadores...Y nosotros claramente no fuimos importadores durante los años de las vacas gordas, imaginaros ahora la travesía por el desierto...

"De la crisis se sale por tierra, mar y aire. Cada vez son más los españoles que, ante el precario panorama laboral que vive el país, deciden seguir el consejo del Nobel de Economía 2008, Paul Krugman: "España tiene un 18% de desempleo y necesita que los trabajadores se trasladen a otras partes de Europa".

España necesita que los trabajadores se trasladen a otras partes de Europa Y es que actualmente sólo un 20% de los españoles renunciaría a una oportunidad laboral en el extranjero, según indica el Estudio anual de satisfacción laboral y calidad de vida 2009 Catenon, empresa especializada en la búsqueda global de profesionales. Una tendencia que alcanza sus máximas cotas entre jóvenes altamente cualificados, disparando el número de 'cerebros' fugados del país y de aquellos otros que, ya en el extranjero, han decidido posponer su regreso a España a la espera de mejores oportunidades laborales.

"No hay ningún dato objetivo que permita cuantificar el número de expatriados, porque es una cifra que no interesa a ningún organismo, pero en nuestra organización hemos percibido un aumento cuantitativo y cualitativo", explica Salomón Aguado, de la Federación de Jóvenes Investigadores-Precarios. "Irse al extranjero supone para muchos la única y exclusiva posibilidad de dedicarse a su carrera", sentencia.

Quienes se deciden a dar el salto al extranjero con frecuencia suelen hacerlo avalados por becas, que les proporcionan un apoyo económico a la espera de encontrar un trabajo cualificado en el país de acogida.

Mi idea es volver pero todo depende de las opciones de trabajo en España

Es el caso de Pedro Manuel Martínez, ingeniero informático por la Universidad de Sevilla y estudiante de un máster en Bioinformática en la Universidad de Copenhague gracias a una beca Talentia. "Mi intención es adquirir una formación con la que poder acceder al sistema laboral español con ciertas garantías, aunque no descartaría continuar uno o dos años más en el extranjero si la situación en España no mejora", asegura Pedro a 20minutos.es.

Otros incluso abandonan el país antes de concluir sus estudios universitarios, como Álvaro Fernández, estudiante de Arquitectura técnica en la Universidad Politécnica de Madrid, que tras desarrollar un proyecto para una empresa española en Omán, se ha trasladado a Turquía, donde su empresa va a presentarse a concursos de obra pública."Tal como está el mercado de trabajo en España, me he propuesto aprovechar las oportunidades que salgan de trabajar en el extranjero. Mi idea es volver pero todo depende de las opciones de trabajo en España", explica Álvaro.

El recorte de fondos implica inevitablemente reducción de puestos de trabajoLa ciencia es uno de los sectores más castigados por la crisis, con la reducción del 15% de los presupuestos generales del Estado. "Es lamentable que los avances logrados en ciencia e investigación en España en los últimos cinco años se hayan visto frustrados por los presupuestos de este año para investigación", denuncia Santiago Fernández, experto en biotecnología e investigador asociado en la facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en EE UU.

"Los presupuestos siguen sin reflejar el supuesto compromiso por el cambio de modelo económico a uno basado en la creación del conocimiento", coincide a su vez Asier Jayo. Este doctor en Ciencias Biológicas dejó España poco después de concluir el doctorado, en septiembre de 2008, para incorporarse como investigador en el King’s College de Londres. Jayo critica el escaso apoyo económico que en nuestro país se da a la ciencia, una situación que se ha agravado especialmente con la crisis. "El recorte de fondos implica proyectos denegados o con menor financiación e inevitablemente reducción de puestos de trabajo. Así, será difícil que el panorama resulte atractivo para el retorno de los investigadores que se encuentren en el extranjero", asegura.

La crisis me afecta, y mucho, a la hora de regresar a España"Cuando los investigadores formados en (y por) el Estado durante su etapa predoctoral, con una experiencia postdoctoral en el extranjero se plantean el retorno a España, se encuentran con programas de incorporación insuficientes, instituciones vetustas e inestabilidad laboral. El sistema que los ha formado no es capaz de absorberlos en su etapa más productiva, y en muchos casos esto lleva al no-retorno -‘fuga de cerebros’-, o el abandono de la carrera investigadora", denuncia Jayo.

El escaso reconocimiento salarial es uno de los aspectos más reivindicados por la comunidad científica. Y es que un investigador español puede llegar a cobrar una media de 2.300 euros al mes en un programa postdoctoral en EE UU, mientras que a su regreso a España, con un contrato Ramón y Cajal -"lo máximo a lo que puede aspirar un investigador", según Precarios- su nómina apenas superará los 1.600 euros mensuales.

También en este grupo de ‘fugados’ se integra Daniel Lucas, experto en células madre hematopoyéticas en el hospital Monte Sinaí de Nueva York. Como muchos otros de sus colegas, Lucas decidió hace unos años desarrollar parte de su investigación en el extranjero como forma de "avanzar en la carrera científica". Ahora Daniel se plantea el regreso a España, pero no quiere volver con un peor sueldo y un contrato temporal. "La crisis me afecta, y mucho, a la hora de regresar a España", concluye."

9 comentarios:

Felipe dijo...

Bueno, 1600 netos al mes es con un JdC, con un RyC son algo más de 2000.
Puntualización hecha, un post que debería leer la ministra, a ver si se baja de la nube.

Jesús dijo...

Penoso.
En Luxemburgo donde vivo el salario mínimo de un trabajador cualificado es de 1600 euros.

Luego os cuento como los hijos de españoles viviendo aquí son "ayudados" por el gobierno para volver a la universidad en España, creando una "fuga prematura de cerebros".

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Las incoherencias del sistema...esto es lo que hay...

Manu, the java real machine dijo...

Tengo un amigo que este año termina el MIR.

El tío es un crack, las cosas como son... empezó haciendo cirugía pulmonar y terminó por dejarlo tras 3 años harto de los politiqueos y mamoneos de los jefes en los hospitales.
Volvió a hacer el examen del MIR para prepararse dermatología, y está a punto de terminar.

Es más que bueno, pero a un mes de terminar no le ofrecen quedarse porque (dicho literalmente por él) 'no tengo tetas y no estoy buena'.

Ya tiene donde irse, dentro de España, y no descarta emigrar porque incluso ha tenido ofertas del extranjero con salarios que superan por mucho los de aquí.

Pero asín es España, esa España donde los políticos hablan de ciencia y 'cambiar el modelo productivo' sin tener ni idea de qué es. Nos dedicamos a subvencionar a un montón de obreros no cualificados que dejaron su formación porque se pagaba mejor a un peón de albañil que a un Ingeniero, para que se queden en casa sin molestarse en reciclarse y formarse, mientras recortamos gastos a la investigación y no promovemos para nada que las empresas dediquen medios a ello.

Curiosamente, todo esto hace que seamos dignos de estudio, así que no me extrañaría que algún día el resto de países 'civilizados' de la UE dediquen dinero a investigarnos e intentar entender qué coño es lo que falla en España.

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Me ha recordado algo tu comentario Manu...hace no mucho tiempo, cuando todavía estaba en Madrid e impartiendo clases en la UAM, unos peones de albañil (u oficiales, yo qué se) me adecentaban y pintaban el patio interior...Oyéndoles hablar a gritos uno comentaba compungido que el mes anterior había ganado 3000 euros...yo no ganaba más de 1300 por aquel entonces, con centros de prestigio extranjeros de por medio, idiomas, premios, empresas y demás...
De lo único de lo que me alegro de esta historia es que el albañil también tenía varios idiomas (por lo menos español y búlgaro) y de que había sido sociólogo o algo así en su tierra... Ahora por lo menos cobraba lo que debería por su formación, desempeñando un trabajo sin valor añadido...
Absurdo todo.

Manu, the java real machine dijo...

Y tan absurdo Roke. Ahora mismo hay miles de jóvenes que dejaron de estudiar para acudir a la llamada del ladrillo.

'Gano 6.000€ al mes', contaba un chaval de 21 años en un reportaje de TV, por trabajar en Canarias de albañil.

Ahora, la inmensa mayoría están en la calle, pero lo peor es que ni se molestan en reciclarse y volver a estudiar (tan solo una minoría). Muchos incluso se limitan a esperar que el sector de la construcción se recupere (como si con 1 millón de viviendas sin vender esto se fuese a recuperar en un par de años).

Hace unos meses escuchaba una tertulia política en la radio, y un ex-líder sindical le respondía a uno que hablaba de la baja productividad del trabajador español... '¿baja productividad?... en absoluto señor mío, no tenemos baja productividad, en realidad tienen ustedes la productividad acorde a las salarios que pagan. Bajos salarios, baja productividad'

Pues esto es lo que tenemos, lo que muchos han querido sembrar. Cuando nuestros padres eran curritos a finales de los 70 y veían lo que un Ingeniero, un Médico o un Arquitecto ganaba, comparaban con lo suyo y decidieron que no querían eso para sus hijos. Así que educaron a sus hijos en el trabajo, el estudio y el esfuerzo, y este país pasó a tener miles de titulados bien formados.
Y han bastado unos pocos años de malos salarios (cuántos licenciados opositando incluso para conserjes o celadores), para invertir todo aquello y vaciar las Universidades.

viagra online dijo...

En mi país no hay fuga de cerebros, pero sí fuga de niños con dinero y sin talento, lo cual es muy satisfactorio es algo así como drenar la gangrena, deshacerse de la pus.

Anónimo dijo...

xanax no prescription online xanax dosage for sleep - xanax get u high

Anónimo dijo...

order xanax xanax generic best - buy xanax with paypal