miércoles, 6 de junio de 2007

60 horas ayudantes, reacciones



Vía el Topo me entero de la siguiente noticia que parece abrir la antesala de la extinción de la figura de Ayudante (ya comenté a los afectados mis previsiones por mail), de intentar extender la figura a todos los predoctorales se ha pasado a señalar su extinción. Si me preguntáis qué es lo que va a ocurrir en la UAM os diré que no tengo ni idea, se mezclan frases como "¿no renovación? antes se caería el cielo", "hay que preguntar al ministerio", "prorroga prácticamente hecha", "según intenciones de cada Departamento",bla,bla,bla. Me gustaría ser más explícito pero nadie lo es conmigo.
(foto vía dreamers)

5 comentarios:

Bea dijo...

La verdad que a mi los cambios en la ley me suscitan dudas. Soy Ayudante LOU en el departamento de Contabilidad de la UAM. ¿Se supone que en el curso 2007/08 puedo impartir 60 horas de docencia exclusivamente?

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

ejem, ¿algún Vice-algo en la sala que conteste, que yo no me atrevo?

Ruben dijo...

Hola, Roke:

Gracias por poner en funcionamiento este blog que tanta información útil ofrece. Coincido contigo, especialmente ahora que acabo de terminar la tesis y se presenta ante mí un futuro muy incierto. Y sé valorar tu esfuerzo por, no sólo investigar e impartir docencia, sino también por luchar por los derechos de los predoctorales.

Quisiera abusar un poco de tu tiempo y pedirte algún enlace donde pudiese informarme más sobre la figura del ayudante.

Muchas gracias y ánimo

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Gracias Ruben, del tema de información ayudantes te mando a donde ha quedado plasmado, la LOU, vete a su artículo 49. En cualquiera de los casos opino que a partir de ahora se van a formalizar pocos o casi ningún contratos con esta figura.

bea dijo...

Claramente, si se cumple con la ley, y pensando que un semestre tiene unas 15 semanas lectivas, 60 horas se traducen a 2 horas por semestre (de clase practica!). Teniendo en cuenta nuestro sueldo, no creo que se vayan a contratar muchos ayudantes, sinceramente. No hace falta un doctorado en finanzas para entender que las cuentas no salen.