lunes, 13 de agosto de 2007

Promociones bancarias para jóvenes

Los bancos son usureros, del latín usūra:
"Interés excesivo en un préstamo. Ganancia, fruto, utilidad o aumento que se saca de algo, especialmente cuando es excesivo"
Resulta fácil de afirmar gracias a sus desmedidos beneficios año tras año.
Una de las fuentes principales de usura son los jóvenes, quieren tener casa, quieren tener estudios y pagárselos, quieren comprarse un ordenador para sus estudios , etc... Esta realidad la aprovechan los bancos hasta límites insospechados, recuerdo la financiación que publicitaban hace un par de años de ordenadores portátiles, en principio te rebajaban el precio y te lo financiaban a "bajo interés" durante meses, todo sonaba bien hasta que uno descubría que el precio "rebajado" era superior al precio de mercado, y encima tenías que pagar intereses.
Hoy he vivido una experiencia ejemplificadora con respecto a los préstamos de "estudios" en mi sucursal... En las paredes dos anuncios, uno de un crédito en colaboración con el MEC, otro el Supercrédito Total Universitario propio del banco, con condiciones absolutamente diferentes, obviamente el que tiene un apoyo del MEC resulta MUCHO más ventajoso. Un posgraduado estaba hablando con la directora del banco, en un determinado momento pregunta sobre unos préstamos que se empiezan a pagar a partir del momento de tener una renta determinada, la directora, rápida, contesta:
- No, esos todavía no se realizan, pero en cambio este otro a 10 años con Euribor más el 2,5% es muy ventajoso y lo pide mucho la gente, con el aval de tus padres en una semana tienes el dinero-
Genial, como si no fuera suficiente con la hipoteca a 50 años y el euribor subiendo, ahora intentan colocarnos créditos "ventajosos" de "estudios" de postgrado. Te atraen con la publicidad de colaboración con el MEC y luego te endilgan el que les reporta mayores beneficios a ellos y suponen deudas eternas al joven. Mucho cuidado con los bancos que ofertan varios créditos distintos de estudios (listado algo antiguo aquí), porque uno pregunta por uno y ellos te endosan otro sangrante.
Ahora con la reducción del número de hipotecas que firman van a potenciar la captación de otras financiaciones crediticias, mucho ojo.
A mi entender, puestos a tener que elegir uno, el más ventajoso es este del MEC comentado críticamente aquí.