jueves, 6 de marzo de 2008

Me ha escrito el Secretario de Estado...

Así como os lo cuento. Miguel Angel Quintanilla, Secretario de Estado de Universidades e Investigación del Ministerio de Educación y Ciencia, me ha contestado a un breve correo electrónico que le envié, en concreto este:

"Enviado el: martes, 22 de enero de 2008 13:50
Para: Secretario Estado Univ. e Invest.

Estimado Secretario de Estado,


Según la Fundación Universidad Empresa y otros organismos sólo un 4% de las
empresas tiene en cuenta el doctorado a la hora de contratar, generando el
sistema estatal de educación unos 8000 doctores al año y siendo la oferta
de estabilización estatal de los contratos Ramón y Cajal del orden de
250 ¿qué hacemos con todos los demás? ¿qué expectativas tiene un doctor en
España?


Agradecido de antemano,
--
Roke Oruezabal Guijarro
http://uamblogger.blogspot.com/
"

Su respuesta ha sido la siguiente, si acaso la valoro en comentarios, aquí en crudo:

"Date: Thu, 6 Mar 2008 11:34:23 +0100

Estimado Sr Oruezabal:
En relación con las inquietudes que me traslada, créame que no nos "sobran" doctores, sino todo lo contrario: nos faltan doctores. De hecho, nos proponemos incorporar en los próximos 4 años 50000 investigadores al sistema español de ciencia y tecnología.
En primer lugar, creo que no hay razones para ser pesimistas en cuanto a las expectativas de contratación de investigadores en las empresas (de hecho, esperamos que unas 2/3 partes de los 50000 investigadores se incorporen al sector productivo). Una de las apuestas del Gobierno en material de I+D ha sido, precisamente, incentivar la inversión privada en I+D y fomentar la cooperación público privada, para lo cual se han puesto en marcha desde 2005 nuevos programas, como el CENIT o el programa de Proyectos Singulares Estratégicos.
Creemos que estamos consiguiendo movilizar a las empresas. La última estadística del INE sobre I+D, correspondiente al ejercicio 2006, lo corrobora: en un escenario conjunto de crecimiento del gasto en I+D de un 16% respecto a 2005 -hasta alcanzar el 1,2% sobre el PIB--, encontramos que la parte empresarial aumentó un 20%, es decir, 4 puntos por encima de una media que en sí misma representa un buen dato.
Es evidente que no es posible sostener una creciente actividad investigadora de las empresas sin incrementos en los investigadores contratados por éstas y por los centros tecnológicos que trabajan junto a ellas. No obstante, estamos decididos a impulsar esta dinámica incentivando la incorporación de doctores en la empresa. Ese es el objetivo del programa el Torres Quevedo, cuyo desarrollo esta siendo también muy positivo: hemos pasado de un 2,2 millones de euros en 2002 a más de 18 millones para 2008 y, como resultado de ello, a lo largo de estos 6 años 2843 doctores y tecnólogos se han incorporado a empresas, asociaciones empresariales, centros y parques tecnológicos. Creo que ésta es una de las estrategias más fértiles: la mejor forma de que las empresas consoliden una cultura investigadora es mediante la contratación de profesionales que la llevan consigo.
No quiero dejar de comentar otra clave para la incorporación de doctores al sector productivo: la propia iniciativa de los investigadores --los consolidados y los jóvenes-- en la creación de spin-off. Las nuevas empresas de base tecnológica son una realidad creciente en España, y desde el gobierno las hemos impulsado con la reforma de la Ley Orgánica de Universidades y con el nuevo estatuto de la Joven Empresa Innovadora, que adapta los incentivos fiscales a sus requisitos.
Dicho esto, creo que también es posible ser optimista en cuando a las posibilidades de incorporación de doctores al sector público, tanto en los Organismos Públicos de Investigación como en las universidades. En estas últimas se está produciendo un natural relevo generacional en el que los jóvenes doctores tienen oportunidades de acceder a las plazas que van quedando vacantes. En la provisión de estas plazas, así como en los nuevos contratos, las expectativas para los jóvenes doctores son cada vez mayores en la medida en que la universidad está llamada a intensificar su función investigadora, apostando por la excelencia y la internacionalización.
Este proceso debe ser acompañado por las administraciones públicas, vinculando progresivamente la financiación a la consecución de los citados objetivos institucionales de excelencia y proyección internacional. El papel del MEC en este proceso es claro: programar incentivos para aquellos que, como resultado de una buena política de recursos humanos, consigan mejores resultados. En ese sentido queremos avanzar con el nuevo Programa de Fortalecimiento Institucional del Plan Nacional de I+D+I 2008-2011, que pondremos en marcha este año.
Junto a ello, el MEC dispone también de programas para incentivar directamente la incorporación de doctores a centros de investigación. Además del programa Ramón y Cajal que menciona en su correo, contamos con el programa Juan de la Cierva y con el I3. Sólo el Juan de la Cierva, por ejemplo, ha supuesto otros 350 contratos en 2007.
En definitiva, sea en el sector público o en el privado, considero que las expectativas para un doctor en nuestro sistema de ciencia y tecnología son cada vez mayores.


Miguel Ángel Quintanilla Fisac
Secretario de Estado de Universidades e Investigación
Ministerio de Educación y Ciencia
"


Bendito Forges

P.D. Completo con el artículo "Las empresas necesitan doctorarse" publicado en ELPAIS, que viene a reafirmar la entrada Doctores VS Empresas.

9 comentarios:

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Lo de insertar unos 500 doctores y tecnólogos por año vía el Torres Quevedo (TQ) suena bien hasta que te enteras que sólo un 20% son doctores y que de éstos el 30% vuelve corriendo y apaleado al sector público. Es decir, que de 8000 doctores sólo 70 son insertados anualmente vía TQ.
La otra vía que se menciona "la propia iniciativa de los investigadores --los consolidados y los jóvenes-- en la creación de spin-off"...me suena porque la he practicado, y adolece de al menos dos problemas, no existe un tejido empresarial sustentador, no consiguen generar una masa crítica suficiente como para sobrevivir en un mercado tan dependiente del tamaño...se quedan en pequeños proyectos que no pueden ejercer de sustentadores.
Es por ello que además de incubadoras de empresas se está empezando a hablar de aceleradoras, porque para dar un salto verdadero se necesita bastante financiación.
A ver si alguien me cuenta cómo la LOU fomenta las spin-offs que me lo debí saltar.
Continuará...

Jacinto Ruiz dijo...

De risa. Este seño dice:
...creo que también es posible ser optimista en cuando a las posibilidades de incorporación de doctores al sector público...
Pués bien, yo me voy a presentar a unas opisiciones para la Junta de Andalucía. ¿Sabes cuántos puntos dan por el título de doctor?. Dan 4. ¿Sabes cuántos créditos de cursos de formación son necesarios para obtener 4 puntos?. Son necesarios 32 créditos.
Y eso es lo que valoran la dedicación de al menos 5 años de estudio.
Un saludo.

Noemí dijo...

Como no hay suficientes peticiones para las Torres Quevedo de investigación están haciendo la vista gorda y dando ayudas a proyectos que nada tienen que ver con la investigación y que es bastante dudoso que quepan incluso en el cajón desastre que es la llamada innovación. Pero así las estadísticas indican que se gasta ese dinero en I+D+i.

El vasco errante dijo...

Este señor es que se ha debido tomar algún producto alucinógeno y ya alucina tan de mañana, sino, es inexplicable semejante optimismo, salvo, claro está, que se haya contagiado del optimismo genético de nuestro presidente.
conozco perfectamente las spin-off y la consideración de la I+D en las empresas españolas porque he estado en tres spin-off y me he pegado con muchas empresas grandes para venderles cositas.
no me da la risa floja porque me ha afectado malamente a mi propia vida, pero es que sino, es para partirse la caja....

anso dijo...

Tío, siéntete orgulloso, te ha contestado!!!

Reithor dijo...

Efectivamente, te ha contestado, con un copia-pega de algún informe claramente.

Yo quiero ver lo de los 50k doctores, que al final acaba pareciendo esto la peli de los 300 espartanos (los que llegan) contra cincuenta mil turcos (que quieren llegar).

Un saludo

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Yuhuuuu!!! Me ha contestado un tío que dudo entre que no tiene ni puta idea o que está haciendo demagogia!!!Yuhuuu!!!Viva la fiesta!!!
Gracias por animar Anso...
Reithor, también tengo ganas de ver el plano fílmico de 50000 doctores recien contratados corriendo en una explanada junto al cauce de un río arremetiendo con sus pipetas brillantes...pura ficción...lo del número...

Anónimo dijo...

[b]Prestigio 3100[/b]

Легкий и удобный в управлении, навигатор GV3100 создан, чтобы сделать Вашу жизнь проще. Его экран имеет диагональ 3.5 дюйма, а ширина тончайшего корпуса всего 13мм. Благодаря подробным картам с визуализацией основных зданий в трехмерном формате, Вы никогда не заблудитесь, где бы Вы ни были. Кроме того, навигатор имеет базу данных с тысячами POI, такими как автозаправочные станции, гостиницы и рестораны. Его дружественный интерфейс, большие кнопки и интуитивное меню сделают Вашу поездку максимально комфортной.

[url=http://info.je1.ru/GPS_000.html]Подробнее...[/url]

viagra online dijo...

Hay que tener en cuenta que siempre ese tipo de cartas, ellos dirigen a que siempre faltan un poco de doctores en ese área, para evitar las escacez porque se piensa que ya no hay doctores.