martes, 21 de octubre de 2008

Día de noticias

Hay días que abrir el correo electrónico te sorprende porque te ha escrito un Secretario de Estado o un Director General de Universidades o un emprendedor que ha tenido una idea y piensa que le puedes echar una mano. Hoy me he sorprendido porque me han enviado varios correos electrónicos que enmarcan la I+D en cierta medida:

- Un científico del CSIC me ha enviado la postura de CCOO respecto a los presupuestos, tema que junto al de inversiones ya tratamos someramente en los comentarios de esta otra entrada. La valoración es la siguiente,

"La principal conclusión es que los gastos presupuestados se incrementan globalmente en un 3,3 %, por debajo de la inflación prevista. Al desagregar las cifras se constata la congelación de los recursos destinados a financiar los organismos públicos de investigación, cuya subida media es del 1,9%, y se reduce en términos absolutos para el CSIC. Mientras, el Cap. VIII ( activos financieros, destinado básicamente a financiar y subvencionar a la investigación empresarial) crece en un 5.8% y supone ya el 56% del total de recursos públicos, con el agravante de que la continuidad de estas políticas no se está traduciendo en un incremento neto de los gastos de investigación de la empresas, sino que la aportación pública está sustituyendo y no complementando la financiación directa empresarial"

- Una investigadora de la Universidad de Valencia me comentaba lo siguiente,

"Yo ya llegué al final de toda esta andadura y he decidido
independizarme. Al final de tantas promesas de "futuro" lo único claro
es que las becas acaban y con contratos en proyectos te pasas la vida
sin una seguridad laboral que a los 30 no preocupan pero a los 40 si.
Nuestra vida laboral queda a la espera de tiempos venideros y no
siempre se consolidan y más ahora que hay una disminución de las
necesidades docentes en la mayor parte de las universidades. Muchos de
mis compas despues de postdoc y programas como el Ramón y Cajal tienen
los 40 y están "en paro". Las empresas no los quieren por su alta
cualificación y no tienes mas remedio que marcharte fuera o montartelo
por tu cuenta. Yo he optado por lo último y dirijo un centro de
formación que se ha homologado para enseñanzas propias de un Centro
Univesitario Privado, por algo hay que empezar ¿no?.

Bueno..... creo que las nuevas
generaciones van a ponerselo dificil a los centros de investigación que
quieran seguir nutriendose de gente con iniciativa, entusiasmo y de
alta cualificación con esta precariedad. Si quieren lo que podemos
ofrecer que lo paguen, bravo por la nueva generación."


Quizás relacionado con lo de la nueva generación vienen a cuento las impresiones (los comentarios a la noticia tampoco tienen desperdicio) de la renombrada científica Margarita Salas, mentora científica de la actual Ministra de Ciencia e Innovación y en la que, por cierto, confía plenamente. Señala, entre otras cosas, que la investigación es una larga carrera de obstáculos y de escaso reconocimiento social,

"La investigación está llena de incertidumbres de todo tipo y los jóvenes quieren un buen empleo y un buen salario en un plazo razonable."

Pues sí, que cosas...
Lo del tiempo razonable tiene cierta miga a día de hoy. Comparto despacho con un amigo y excelente científico contratado como Ramón y Cajal que se ha roto los cuernos montando un grupo de investigación en Suecia y otro aquí, artículos de primera línea, concesión de proyecto nacional dando trabajo a dos post-docs y un pre-doc, coordinador de un proyecto europeo en Biotecnología, con patente relacionada con vacunas vegetales, elogiado de continuo por sus alumnos en su docencia, con dos niños y cuarentaypico años, al que hoy mismo le dicen en la Universidad que por los consabidos problemas presupuestarios tiene que estar unos meses en paro antes de firmar la plaza de profesor contratado indefinido. ¿Al INEM con una carrera investigadora brillante y cuarentaytantos años?¿habiendo sido excelente en la docencia, en la investigación y en la transferencia aplicada de conocimiento?
Pues sí, lo del plazo razonable tiene su importancia en esto de incentivar la I+D.


Os contaría también lo que me han dicho un par de amigos que trabajan en Centros Tecnológicos (uno en Euskadi y otro en Madrid) pero la entrada se alargaría demasiado...

4 comentarios:

Reithor dijo...

Que bien, gracias por leerme el futuro :) De todos modos, yo sigo emperrado en romper los moldes.

Eso del RyC, la siguiente convocatoria me presento a ver si suena la flauta y se acaba el postdoc, si, que al fin y al cabo no deja de ser una jaula de oro (al menos para mí).

Por lo demás, lo de siempre, se empieza a recortar por el mismo sitio.

EL VASCO ERRANTE dijo...

Hombre, lo de tus amigos en centros tecnológicos me interesa, por vasco y por trabajar en Madrid.
Yo podría decirte también cosas sobre el tema, también he pasado por el Parque Científico de Madrid, empresas spin-off, y ahora estoy de Técnico de Grado Medio en el CIB.
Un día deberíamos charlar un rato...
Andrés

Munlait dijo...

El futuro del científico da miedo, así de claro. De la beca pasas al contrato, del contrato a la beca y sin ver la ansiada estabilidad laboral al final del túnel. Es el cuento de nunca acabar. Y ya no hablo de la estabilidad personal, la cual depende de la anterior citada.

Hoy en día, o estás mentalizado de que esta carrera es la más sufridora, o bien tienes en la manga un "seguro de vida" que te permita acceder a un trabajo estable cuando ya no tengas fuerzas para ir de un sitio a otro.

Al final va a tener razón mi padre respecto a acabar la carrera de piano, nunca sabes en lo que vas a acabar

En fin... una verguenza

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Simplemente confío en que algunos lleguéis lo suficientemente lejos como para darle la vuelta a la tortilla sin perder perspectiva.
Aupa vasco errante, la idea que me han dejado el par de amigos es que los centros tecnológicos no están acabando de salirse de la estela de la subvención como consecuencia de una ausencia de tejido sustentador no estatal. Esta misma percepción de ausencia de músculo la tuve hace un lustro con la start-up que montamos.
Munlait, es el típico cocktail de suerte, trabajo desmedido, cualificación y brillantez...pero para mal.
Pero os digo una cosa claramente, es imposible de solucionar si no hay una correcta imbricación público-privado. Sin una carrera de I+D en el sector privado nunca en la vida habrá una ausencia de precariedad en el público, nunca. Por la ley del cumpleaños, con tarta pequeña el que la degusta es por suerte y sopapos.