miércoles, 5 de diciembre de 2007

Responsabilidades


Imaginemos un tipo fornido que está forzando un coche, ¿qué hacemos? ¿intervenimos?¿miramos para otro lado? ¿llamamos a la policía? Tengo claro lo que haría porque me ocurrió hace cosa de un año, sólo aclararé que el recorrido fue dispensario médico, comisaría, juzgados. La sentencia judicial me dió la razón.
Esto en lo personal, pero ¿ y si quien lo observa no es una persona sino un cargo? ¿o aún más complicado, si quien lo observa es una institución?¿se implicará?¿denunciará?¿mirará para otro lado?¿pasará la pelota a otro tejado? ¿cerrará filas institucionales?

Un becario se quedó ciego en Sevilla. Según creo entender por las distintas noticias que he leído la institución y los distintos cargos primero miraron para otro lado, luego se plantearon investigar el tema, luego no asumieron ninguna responsabilidad cerrando filas, luego vista la vía judicial decidieron negociar con el becario ciego (cerca del millon de euros de negociación), finalmente como parece que van a existir responsabilidades penales se echan las culpas unos cargos a otros y tonto el último. Copio el descriptivo último parrafo, quizás os suene de vuestro ámbito laboral cercano, de la noticia:

"El becario que resultó ileso, J.S.P., dijo en la fase de instrucción que "a pesar de no tener ningún tipo de contrato, iba al Instituto todos los días" y conservaba las tarjetas magnéticas que abrían las puertas de seguridad, pero la directora ha manifestado en el juicio que la responsabilidad por tal hecho no era suya sino de la jefa del laboratorio donde estaba destinado."

Algún avispado cargo podría farfullar "Tranquilos todos, que les tengo con seguro de accidentes"...bien hecho porque uno se ahorrará el coste sanitario, pero resulta que las responsabilidades pueden ser más variadas y tener más costes de los que uno se imagina. Y no estoy hablando de costes morales, que a muchos se les debería caer la cara de vergüenza.

Una amiga mía trabajaba en un centro de investigación, se quedó embarazada, su jefa (sí, aunque parezca increíble jefa con a) le dijo que no era momento, que si se acercaba su oposición (la de la jefa) que si mi amiga era muy joven, que si quería seguir en investigación tenía que sacrificarse, que abortase. Primero se lo dijo, ante la negativa la coaccionó, ante la negativa la echó. La jefa, el centro y todo quisqui fue denunciado por omisiones varias,despido improcedente, coacción, blablabla, evidentemente perdieron los malos y a mi amiga le "compensaron" económicamente, ahora tiene una linda niña en el cole.
Ante las situaciones injustas todos somos culpables por desidia, las instituciones más porque deben amparar al más desvalido y permanecer atentas.
Las injusticias parece que sólo se entienden en carne propia, mientras tanto a tirar balones fuera, mirar para otro lado y cerrar filas cual corporación.
Como se extrae del primer parrafo, no me conformo. Ni las personas que han ido firmando cartas con una inicial en este blog.

ACTUALIZADO 14- Dic: Las declaraciones ante el juez de entre otros el becario que se quedó ciego asustan por las veces que las hemos escuchado por los pasillos:
le pidió efectuar el traslado la auxiliar de laboratorio procesada F.L. y que obedeció, pese a que él posee una titulación superior como licenciado en Bioquímica, porque "yo era el becario y me pareció que esa era mi misión, que yo estaba allí para todo"
"acudieron al personal de Mantenimiento, que les dijo que "por convenio no trasladaban productos químicos", pero les instruyeron sobre el traslado: "lo sólido en cajas de cartón y lo líquido en cajas de frutas"
"El segundo becario acudía al Instituto de la Grasa, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), pese a que su beca había terminado seis meses antes, pero según su compañero "iba sin cobrar porque si él faltaba, la investigación se paraba".



La Fiscalía de Sevilla ha solicitado penas de cárcel para la entonces directora, el ex gerente, la auxiliar de laboratorio y un conserje que era delegado de Riesgos Laborales.

2 comentarios:

Blanca dijo...

Responsabilidad: para muchos, donde quiera que esté.

Tras leer esto he recordado… Crítica cultural y sociedad de T.W. Adorno (… de 1969).

ESTAMOS EN TIEMPOS DE RECORDAR SU “INJUSTICIA SOCIAL”.

La injusticia sigue en la encrucijada de los que nunca perdieron la fe en su destino.

Nos estamos deshumanizando, construyendo una sociedad sin ideología. Nos conformamos con demasiado poco.

Adorno apostaba por recuperar el pensamiento, la crítica. Pero… Adorno, ¿alguna vez la sociedad ha gastado de eso?

Hemos de disertar sobre esta utopía.

Es tiempo de integrar la situación y con ello denunciar el espejismo de una cultura REDUCIDA A COSA.

Sólo al que lucha no le satisface del todo ninguna alternativa.
Porque como leo creemos en la suma de las acciones individuales: (que se está olvidando por completo) EL TIEMPO QUE LE HAS DEDICADO… LO HACE TAN IMPORTANTE.

C’est le temps que tu as perdu pour ta rose qui fait ta rose si importante «Antoine de Saint- Exupèry ».

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

C´est vrai, Blanche.