miércoles, 22 de agosto de 2007

Fraude de Ley / Precariedad Laboral



Hay gente (escritores, titiriteros, ácidos comentaristas, investigadores y otra gente de malvivir) que opina que la tríade precariedad laboral, pérdida de poder adquisitivo y alto endeudamiento nos ha explotado en la cara. Cuando uno ve a un amigo Investigador Universitario (Doctor en Ciencias, Premio Extraordinario Fin de Carrera, idiomas varios,etc..) comer patatas y huevos a fin de mes en un piso escriturado en trece metros cuadrados, sabe que es verdad. No por lo anterior, si no porque no puede permitirse comprar libros.
"Precariedad" a todos nos queda bastante claro lo que es, cada uno a su modo, como con la higiene, particular según umbrales. "Laboral" según la RAE es
"1. adj. Perteneciente o relativo al trabajo, en su aspecto económico, jurídico y social.", esto ya es más complicado...ejem...no es lo mismo pertenecer que guardar relación...y la nueva tríada "económica, jurídica y social" a veces se queda en lo social y nada de bienes o derecho. Vivimos en una sociedad poco cercana o poco dada a lo jurídico, al derecho, a la denuncia. Si bien todo el mundo conoce a alguien sujeto a mobbing, acoso sexual o agresiones.. se da la circunstancia de que pocos denuncian.
En el sistema científico español la precariedad parece campar a sus anchas, Universidades con poco presupuesto, sociedades científicas que señalan problemas de financiación, profesores mal retribuidos, etc... En estos grandes sistemas el acabose lo constituye el eslabón más débil, en este caso los jóvenes investigadores. De continuo emergen de las profundidades de la ignominia noticias de sucesos académicos, desgraciadamente no flotan y se vuelven a hundir en las conciencias. Hace no mucho unos profesores universitarios eran
acusados de enriquecerse a costa de sus jóvenes discípulos, una posgraduada denunciaba una pesadilla de acoso sexual muy real, un joven investigador se quedaba ciego en un accidente con responsabilidades. Un millón de euros, dos ojos y una vida en oscuridad de responsabilidades.
Los sucesos y lo escatológico son mediáticos, no en vano la entrada "Beber orina" recibió en exclusiva 150 visitas en unas pocas horas, pero detrás del suceso morboso reiterado hay algo más, hay una realidad social que debería ser jurídica y económica. Detrás de las confusas relaciones pseudolaborales que sufren los jóvenes investigadores, como "becarios" sobre todo, hay un trasfondo a remediar en el que empiezan a intervenir los jueces. En la entrada sobre jueces y carrera investigadora se ponía de manifiesto esa realidad, como la sentenciada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que establece que "las becas otorgadas por los Organismos de Investigación deben ser ayudas que faciliten el estudio de los becarios, de tal manera que la beca beneficie EXCLUSIVAMENTE al becario.", juicio ganado por la firma Abogados Carranza. También conforma la realidad y crea jurisprudencia esta noticia y sentencia del Tribunal Supremo , que diferencia entre lo que sería "ánimo de lucro" de lo que es "sentido de lucro" de Universidades y otras OPIs, señalando en la línea de beneficio exclusivo anteriormente mencionado el rasgo diferencial de beneficio propio (no compartido) en el que la Universidad u OPI no puede "apropiarse de los resultados o frutos de su esfuerzo o estudio".
No es ningún secreto que los llamados "becarios de investigación" firman masivamente artículos de investigación, artículos que se utilizan como indicadores de productividad para la concesión de sexenios para el personal laboral Docente e Investigador de las Universidades.... Universidades que también aparecen en los artículos consecuencia de la adscripción de los becarios, artículos que se utilizan como descriptores de calidad o incluso como criterio a la hora de financiar las Universidades de algunas Comunidades Autónomas. Pero a pesar de que "el becario" genera un conocimiento valorable económicamente como índice de productividad en figuras laborales, el propio joven investigador no está contratado. A pesar de que la Universidad u OPI se beneficie también vía criterios de calidad investigadora y a veces incluso colaboración docente del conocimiento generado por el joven investigador, la Universidad no les contrata.
Mientras todo esto acontece en la realidad que nos rodea, a nivel gubernativo el MEC hace sus políticas y el MTAS otras distintas. El MEC sigue manteniendo miles de becarios in Spain mientras el MTAS maneja informes que dicen cosas como que
"las tareas desempeñadas por los jóvenes investigadores tienen un carácter
productivo; dicho de otro modo, se trata de asumir que investigar es trabajar, y
que, por tanto, estamos ante una actividad que merece un reconocimiento laboral y,
en ese sentido, una regulación por la vía contractual.
"
¿Que los ministerios no se coordinan? ¿Acaso se contradicen? Pues efectivamente, tras hablar con jefazos de políticas científicas a uno le queda la sensación que discuten más que dialogan, como en cualquier familia pero con una bolsa de la compra más grande, ejem...

Viviremos en la Sociedad del Conocimiento y no se cuantas más pamplinas, pero a todo esto se le llama Precariedad Laboral, y en ocasiones... Fraude de Ley.

2 comentarios:

Ana dijo...

Hola Roke:

He encontrado tu pagina a traves del enlace que dejaste en Evolucionarios. Solo queria decir que tienes mas razon que un Santo. Teniendo la oportunidad como tenemos de entender las claves del motor economico del futuro y de implementar un plan economico que permita a Espanya ir a la cabeza en el desarrollo tecnologico en un futuro, es no solo descorazonador sino tambien en momentos surrealista el ver como el estamento politico del pais prefiere mirar para atras y hacerse el loco, con estos temas. Esta escrito, esta analizado, esta estudiado, esta siendo implemetado por paises en vias de desarrollo .... It is not rocket science people!!!

En fin, enhorabuena por el blog, y por dar voz a las frustaciones de las generaciones mejor educadas de nuestro pais.

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Es irracional, Ana...así estamos...