jueves, 13 de diciembre de 2007

¿ Cuántas cartas recibe un Rector?


Un buen amigo estuvo trabajando en el equipo de un Presidente de Comunidad Autónoma, una de sus tareas era analizar una parte del correo dirigido al presi. Según me comentaba, la cantidad de cartas recibidas era ingente, inimaginable para el común de los mortales, creo que un Rector va a la zaga.

Leía ayer en el tren que el Rector ha publicado un libro de bonito título, "Alguien con quien hablar". Comenta el periodista que Ángel va al trabajo "llorado de casa", y es lo que le pide a los que están con él, "que vengan llorados de casa". Normal, porque con la cantidad de miserias y situaciones personales con las que hay que lidiar mejor aparecer bien sereno por el despacho. Siempre me queda la duda de si se ha hecho todo lo posible por solucionar determinadas problemáticas, en ocasiones al tiempo yo solo me contesto que sí, otras que radicalmente no.

Un alumno de postgrado le ha escrito una carta al Rector en referencia a lo que ya se comentó de las ayudas de postgrado:

"Quiero con esta carta mostrarle mi malestar y mi frustración por la convocatoria y resolución de las ayudas de estudios de posgrado que esta institución ha hecho pública recientemente.
Durante los últimos cinco años he trabajado muy duro para ver cumplido un sueño, tener la oportunidad de dedicar mi tiempo y mi esfuerzo a investigar en esta Universidad.
Fruto de este esfuerzo diario, finalicé mis estudios esperanzada y satisfecha por haber obtenido una nota media, un 3,73, que creí suficiente para optar a que alguien confiara en mi vocación y mi capacidad. He dedicado los últimos tres años a empezar a formarme en este difícil mundo, gracias a una beca de excelencia que la Comunidad de Madrid creyó conveniente concederme premiando así mi esfuerzo y ahora, cuando me decido a comenzar mis estudios de postgrado me encuentro con que una convocatoria injusta y discriminatoria pone en peligro todo por lo que llevo luchando durante tanto tiempo.
Y digo injusta, porque sus plazos son arbitrarios y no responden a ninguna lógica, y digo discriminatoria, porque como estudiante de biología me discrimina, teniendo un plazo menor de presentación de la solicitud que el resto de estudiantes de la UAM (El proyecto Fin de Carrera en Biología se lee el día 10 de julio y el expediente se cierra unos días después, pese a ello el plazo de solicitud de beca era desde el día 2 de julio al 20 de ese mes, ¿porqué tengo menos tiempo que el resto de estudiantes para presentar mi solicitud?). Así mismo este plazo arbitrario limita a los estudiantes que finalizamos nuestros estudios en la convocatoria ordinaria de junio a disponer de un periodo de reflexión lógico y esencial para decidir con responsabilidad nuestro futuro profesional. Se nos exige compromiso, dedicación, vocación y esfuerzo, y sin embargo se nos niega la oportunidad de reflexionar.
La ley universitaria nos recuerda que la investigación científica es fundamento esencial de la docencia y una herramienta primordial para el desarrollo social a través de la transferencia de sus resultados a la sociedad y que como tal, constituye una función esencial de la Universidad, que deriva de su papel clave en la generación de conocimiento y de su capacidad de estimular y generar pensamiento crítico, clave de todo proceso científico. Además la universidad tiene como uno de sus objetivos esenciales, el desarrollo de la investigación científica, técnica y artística así como la formación de investigadores e investigadoras, atendiendo tanto a la investigación básica como a la aplicada. Espíritu en el que creo y que siempre he defendido.
Sin embargo, mi sensación ahora mismo, es que, siempre prima más los trámites administrativos que el componente humano que los enmarca, que los futuros profesionales a los que afecta.
Solo mostrarle mi profunda tristeza por este hecho y mi profunda desilusión.



Muchas gracias"


El día a día de la I+D en España, que un Titulado Superior con 3,73 de media, expediente plagado de Matrículas de Honor, pasado casi medio año de su licenciatura y probablemente colaborando ya en investigación, no reciba un mísero duro.

Éste también debe venir llorado de casa.

2 comentarios:

Elmenttus dijo...

Lo más triste de todo es que ese/esa estudiante no solamente llevará varios meses colaborando en labores de investigacion sino que no tendrá ningun tipo de seguro de accidente que le cubra ante cualquier percance. Pero qué mas da...todo el que se mete sabe donde se está metiendo..verdad?

Sino me equivoco esta semana salieron las becas predoctorales del MEC suerte para todos aquell@s que quieran echarla.
-----------------------

En uno de mis ratos de relax antes de volver al paper q estamos preparando he descubierto este blog de forma totalmente casual. Enhorabuena.

Roke Iñaki Oruezabal dijo...

Cuanta razón tienes Elmenttus...con una matización, en realidad no saben donde se meten, lo idealizan...